lunes, 3 de septiembre de 2012

Siglo XXI, hay que cambiar



Ecuador,  país sudamericano, de 283 561 km2, gobierno democrático;  famoso por su fauna y flora exótica, con increíbles paisajes y destinos, desafortunadamente, es un país que no destaca en lo referente a la educación. Pocos son los bachilleres ecuatorianos que llegan a obtener becas o son aceptados por Universidades americanas o europeas, y una cantidad relativamente pequeña de los mismos son aceptados en universidades locales, otros tomarán diferentes opciones.

Desde 1996, cuando por fin la reforma educativa ecuatoriana dio un giro para lograr la llamada Reforma Educativa Consensuada, cambiaron los decretos de la educación, pero los problemas no. Los años han transcurrido y los cambios en las bases académicas se hicieron cada vez más visibles, hasta llegar al sistema de estudio en el que los futuros bachilleres escogen especialización.  Ahora,  el BGU (bachillerato general unificado) es el nuevo programa de estudios creado por el Ministerio de Educación con el propósito de ofrecer un mejor servicio educativo para todos los jóvenes que hayan aprobado la Educación General Básica. (BGU), tiene como triple objetivo preparar a los estudiantes para la vida y la participación en una sociedad democrática, para el mundo laboral o del emprendimiento, y para continuar con sus estudios universitarios. Se han realizado protestas y asambleas para analizar el tema y ponerlo a prueba, existen pros y contras referentes al tema, el miedo a  fracasar como estudiantes e institución, así como el tener que trabajar ocho horas seguidas, son algunas de las razones por las que no se acepta al BGU.  

“No se puede profundizar los contenidos” dice Saúl Rubio, vicerrector del colegio Herlinda Toral, sin embargo, el nuevo plan de estudio implica un mayor conocimiento y preparación para estudios superiores, más la posibilidad de elegir una carrera universitaria libremente,  aunque  no se tenga especialización.

A pesar de las dudas e inseguridades  acerca del BGU, yo creo que es una oportunidad para cambiar las posibilidades del país; la gran preocupación que existe es que no dé resultados óptimos, como lo hizo un sistema en España, pero si ese es el caso, al menos sabremos que hay que hacer un cambio para las generaciones del siglo XXI, este es un paso más para el país, para nosotros, para lograr algo nuevo, para alcanzar nuestros sueños.

Doménica Manosalvas - Cuarto Curso


RefWeb:
http://www.educacion.gob.ec/vacio/bachillerato-general-unificado-bgu.html

1 comentario:

  1. Excelente! claro, directo y con un lenguaje sencillo y fresco. Hay conocimiento del tema sin exagerar en citas y la conclusión de profunda simplicidad.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.