martes, 23 de febrero de 2016

El delirio de Santa




En esta época es cuando más lo recuerdo. Él era hermoso y adorable; tenía  el corazón más grande que había conocido. Recuerdo su singular risa “ JO JO JO”, su larga barba blanca y el olor delicioso del chocolate caliente, que inundaba mi hogar en estas fechas. Si, aún recuerdo… y como olvidar, si ahora lo veo en propagandas e inclusive en baratas imitaciones. Era un buen hombre y su bondad lo llevó a la locura. Recuerdo su amor por los trajes rojos de esta época y cuando me decía: “querida alista mis trajes de navidad’’… él creía que animaban las fiestas. 

Tengo grabado el recuerdo cuando lo conocí hace 50 años, tan sonriente; trabajaba en un taller de juguetes, y en navidad le gustaba trabajar horas de más para hacer unos cuantos juguetes para los niños de su barrio; yo me quedaba con él y lo ayudaba a pintarlos. Él tenía 23, yo 19. Hoy esa remembranza  trae consigo la presencia de soledad y tristeza, de saber que ya no está.

     Cuando se jubiló del taller, sufrió una gran crisis, una gran depresión. Le pedía que siga construyendo cosas y que yo las pintaría. Él solo decía la misma excusa que habían usado con el: “ya estás viejo, son nuevas máquinas, un nuevo tiempo, nadie quiere juguetes sino juegos de video y tecnología, lo lamento”. Hasta que una mañana de Diciembre se levantó como que si hubiera tenido un sueño donde renació. Se encerró en su taller, horas y horas, y yo solo lo espere despierta en la habitación; ese fue el primer día que vi el amanecer sin él. Pensando que se había quedado dormido lo fui a buscar a su taller,  y al abrir la puerta lo vi, el piso y las repisas llenas de juguetes, y era su rostro la evidencia más grande de que se escapó de la manta de Morfeo. Al acercarme vi sus manos, rojas y lastimadas; vi sus ojos hinchados, y su risa, su risa que tanto amaba, tenía cierta pizca de locura que me hizo estremecer. Tome su brazo y le dije: -       “cariño deberíamos ir a descansar”.
     
     Él  me miró con desconcierto, con sus ojos abiertos y hasta podría decir que frenéticos, tomo mi brazo y me dijo: “tengo solo este día para terminar los juguetes para todos los niños del mundo, y luego de eso entregarlos”.

En alguna situación diferente me hubiera inundado de ternura, pero fue su voz, o tal vez su mirada que hizo correr un escalofrío en mi espalda. Volví a insistir en que regrese a la cama, pues ya no era un jovencito para amanecerse así, y fue ahí cuando supe que ese sueño había despertado algo en él. Me gritó con furia y me miraba con odio y como si fuera un ser que no entendiera, me botó de su taller arrastrándome del brazo; mis pies descalzos sufrieron una pequeña cortada por vidrios regados. A veces veo la pequeña marca, y volvería a pasar por ese piso, si fuera por sentir su mano en mi brazo otra vez. Me encerré en mi habitación, furiosa y desconcertada; y olvide por completo que era nochebuena. El corte en el pie no había sido tan leve, así que intente curarlo. Alrededor de las doce, cuando me sentía mejor y mi resentimiento se había ido, me propuse bajar, a ver como se encontraba, y preparar algo de comer. Justo en ese instante, al entrar, se puso su traje rojo; ignorando mis preguntas, mi presencia, y se fue, no pude seguirlo. Llamé a la policía, le expliqué la situación, pasaron horas y horas, y no lo encontraban. Al parecer no era la única razón por la que lo buscaban, pues algunos vecinos también habían llamado; porque un loco había entrado a su casa a la fuerza, comiendo todo al paso, y destruyendo algunos adornos, pero que había dejado un regalo que hasta miedo les daba abrirlo. A eso de las 5, apunto de amanecer, lo encontramos. 

Estaba subiendo a la chimenea de una casa; y así fue como mientras todos despertaban en su mañana de navidad, yo entraba en un carro de policía, con al amor de mi vida en brazos y con una camisa de fuerza para controlarlo; pues el solo gritaba y lloraba que debía seguir entregando los regalos.

Así pasamos días y días en un centro psiquiátrico, donde vi a mi esposo desquiciarse más y más, diciendo ser alguien que no era; solicitando sus renos, elfos y trineo. La última vez que lo vi fue una mañana de Enero, parecía tanto él, que pensé que lo recuperaba. En la noche recibí una llamada telefónica que mi Santa Klaus, como él decía que se llamaba, había dicho que seguiría su trabajo como espíritu.

jueves, 17 de diciembre de 2015

Poema de Navidad


¿De qué nos sirve dar regalos tan caros?
 Cuando deberíamos dar amor.
¿De qué nos sirve tener el árbol más adornado?
Si ni si quiera sabemos que significa cada adorno.
¿De qué nos sirve tener la casa más grande y decorada?
 Si esta causa desunión por su tamaño
¿De qué nos sirve decir: “Feliz Navidad”?
Si en nuestro corazón existe odio y rencor.

La navidad no debe ser un fenómeno comercial,
 Debe ser la reivindicación de nuestra fe cristiana en la
 iniciación de un nuevo ciclo con el nacimiento de Jesucristo.

La Doncella



El reloj marcaba las doce de la noche.

Ya estaba acostumbrada a ese dolor.

Se miró al espejo y, esta vez más decidida que las otras, se dispuso a salir de su departamento en las calles góticas de Barcelona.

La calle era silenciosa. Sólo se escuchaban sus tacos resonar contra el piso de piedra sucesivamente.

El sentimiento que recorría por su sangre era diferente. Sabía que esta vez no eran negocios. Esta vez era algo personal.

Entonces lo vio. Un cartel inmenso con la cara que había visto hace unos minutos en el espejo, acompañada de las palabras “Se busca”.

Se había jurado a sí misma que no volvería a suceder. No desde aquella vez en París que casi fue descubierta. Pero la venganza era la droga a la que más adicta era, y ahora más que nunca se sentía impotente ante su necesidad.
Murió más rápido de lo que se merecía. Pero cada segundo de su agonía fue puro goce para la doncella.

“Son mensajes; indirectas muy directas. Y si el mensaje no les llega, yo les haré saber”

Decía siempre ella al regresar a su departamento. Pero esta vez no dijo ni una palabra. Se limpió la sangre de su cuerpo y se deshizo de la ropa con las evidencias y se durmió serena y en paz, tal y como duerme un bebé de alma pura.

El reloj marcaba las doce del día.

Ya estaba acostumbrada a ese dolor.

Se miró al espejo y sus ojos miraron al reflejo del televisor. Otra vez ese rostro. El que vio antes, pero no ve ahora.

Escuchó la voz que estaba a sus espaldas. “Mi amigo Ricardo fue asesinado ayer. Las noticias dicen que las evidencias señalan a La doncella, otra vez. No sé hasta dónde va a llegar esta mujer... ¡Y la policía no hace nada! ¿Qué hay de nuestra seguridad?” La doncella abrazó y besó al hombre para tranquilizarlo, “¡Sólo mírala, es tan hermosa que da miedo! ¡Antes los hombres teníamos el poder! ¿Y ahora? ¡Ahora ni autoridad tenemos!” La doncella sonrió y lentamente se le acercó al oído y le susurró; “Cariño, lo único a lo que debes temer ahora, es el que me digas dónde y con quién estuviste anoche.”

Paula Palacios

Microcuentos



El enano gigantesco
Preocupado, agobiado... El problema es que nunca había mirado hacia arriba.
Sebastian Olaya

Era yo el último ser humano sobre la tierra, mi puerta se mantenía con el cerrojo puesto.
Leonardo Romero

En el hospital, el niño guerra fría le pregunta al señor 2ª guerra mundial (hijo del veterano 1ª guerra mundial) ¿que guerra acaba de nacer?
Ricardo Delgado

martes, 28 de julio de 2015

Entrevista realizada en el congreso “Democracia, libertad y oportunidad”

imagen: Logos

Entrevista realizada en el congreso “Democracia, libertad y oportunidad”, organizado por la FIE (Federación Interamericana Empresarial) el día 8 de junio del 2015.
Entrevistada: Periodista Ruth del Salto
Entrevistadora: Andrea Narváez
1.    ¿Qué diferencias y similitudes encuentra entre la prensa nacional e internacional?
En cuanto al desarrollo de los temas, a nivel nacional se trata la parte local, lo que ocurre dentro del país y de las  necesidades de comunidades en particular. A nivel internacional, es mucho más regional y de continente. Abarca problemas específicos que afectan a los países o las regiones.
2.    ¿Cuáles son las características que usted considera debe tener una persona que quiere estudiar periodismo y desenvolverse en medios de comunicación?
Primero, es imprescindible dejar la zona de confort, pues un periodista no es cómodo. Personalmente, no puedo considerar periodista a la persona que simplemente quiere presentar noticias, porque un periodista es mucho más que un simple presentador de noticias. Debe ser una persona que salga a la calle; que se siente con la gente y converse; que transmita necesidades; que pase calor, que pase frío y hasta mala noche. Ser capaz de dar este tipo de esfuerzo es necesario, porque las cosas se proporcionan en un momento determinado y uno debe estar presto a informar y actuar. Además, es necesario estar sediento de justicia, ya que es un transmisor justo el que le está dando un verdadero servicio a la comunidad.
3.    ¿Considera se ha limitado el trabajo de los comunicadores por políticas de gobierno? ¿De qué forma?
Sin duda. Hay muchos límites en la libertad de comunicar y en la  libertad del pueblo, que es la libertad de recibir opiniones distintas a quienes nos gobiernan. Esto existe en muchos países de la región.
4.    ¿Cuáles considera son los aspectos positivos y negativos que tiene la nueva Ley Orgánica de Comunicación?
Siempre es importante, como ciudadanos, tener deberes y derechos. Siendo periodistas no podemos estar ajenos a esto, debemos actuar con responsabilidad, exista, o no, una ley. Hay muchas cosas que son positivas,  ya que regulan, controlan, ponen cierta franja en ciertos horarios, y tratan de hacer una televisión más entretenida y educativa, que es lo que nos hace falta dado que la gente pasa mucho tiempo al frente de un televisor, de una radio o de una lectura. Sin embargo, creo que invade ciertos límites el hecho de ser sancionadores por cosas que, en realidad, dependen de la libertad de las personas de escoger, o no, un determinado canal de televisión o programa. Tampoco está bien que estos entes reguladores sean tan cercanos y directos con los gobernantes. Deberían ser entidades sumamente autónomas, que puedan hacer y deshacer las leyes en la Asamblea Nacional. La ejecución a partir de una entidad debe ser independiente, pero no para que se les facilite a las autoridades el poner el dedo acusador ante cualquier cosa que no les agrade. Eso no me parece correcto.
5.    ¿De qué manera se puede educar a la ciudadanía, en general, para que sea consciente de su derecho a estar informado y exija que las autoridades hagan cumplir lo establecido en la LOTAP (Ley Orgánica de Transparencia y acceso a la Información Pública)?
Yo creo que la primera educación, está en la casa. Otra forma de llegar invasivamente está en los colegios, a través de los educadores. Bien dicen que la escuela es nuestro segundo hogar, pues ahí nos forman y nos permitan ser libres de discernir lo que está invadiendo nuestra intimidad y nuestra libertad. El enseñar a los jóvenes a no dejarse imponer un sistema es de suma importancia. He ahí los primeros llamados: a los padres en el hogar y a los educadores en el colegio. De esta manera se generarán personas adultas con una capacidad de elegir con sabiduría qué tendencia escoger, qué callar y qué no, lo que en mi opinión, debería ser nada.
6.    Tomando en consideración con lo que sucedió con el semanario Charlie Hebdo ¿hasta qué punto considera usted que la libertad de expresión debe tener límites?
Yo creo que lo que pasó con el Charlie Hebdo fue una cosa tan complicada viéndolo desde todos los puntos. Por una parte, están los extremistas islámicos ardidos porque se mofaron de Alá. Es entendible,  sin embargo, eso no les da derecho, en absoluto, de matar. ¿Es acaso, una forma de comunicación distinta a la que yo pienso que debería hacerse? ¿Pienso que se les pasó la mano? Totalmente de acuerdo. Pero eso, precisamente, es parte de la libertad de expresión.  Este medio de comunicación es conocido por expresarse a través de este tipo de caricaturas. Si no es de su agrado, simplemente no se compra el semanario. Las personas no se imaginaron que aquello llevaría al hecho tan terrible e injustificado de asesinar indiscriminadamente a 12 personas. Debe haber, siempre, respeto. Los caricaturistas no lo tenían, según varios, porque se burlaban de algo importante. Sin embargo, esa es su forma de expresión. A pesar de ser esta, muy ajena a la que yo pienso que debería hacerse y aunque disguste, no es justificable el asesinato, ni siquiera en nombre de la religión.
7.    Siendo los medios de comunicación empresas privadas ¿cómo afecta que organismos como el CORDICOM y la SUPERCOM sean juez y parte que denuncien y sancionen a los periodistas y a los medios?
No creo que exista una autonomía, de qué es lo que maneja uno independientemente, y de lo que maneja otro. No se puede ser juez y parte, pero sí un ente regulador. Lo que se necesita es un organismo con personas preparada para auditar, para regular y para sancionar. Pero estas personas deben ser independientes, y no deben actuar servilmente para algo o alguien que se siente afectado, en determinado momento, por un medio de comunicación.
Muchas gracias por la entrevista

viernes, 13 de febrero de 2015

Entrevista a Alberto Chimal

imagen: http://goo.gl/v8pJU8



¿Considera que  a través de la literatura de la imaginación se puede representar una cultura?
Si, por supuesto que sí.  Porque también la imaginación es parte de la cultura: lo que soñamos, lo que nos da miedo, y lo que deseamos.
Existen varios premios que ha obtenido a lo largo de su carrera, ¿Cuál considera que es el más influyente en el ámbito profesional o personal, y ¿Por qué?
En el ámbito profesional yo creo que el más influyente fue el  premio nacional de cuento que dio el instituto de Bellas artes porque me abrió muchas puertas, me permitió dar a conocer más mi trabajo. Y en el ámbito personal fue el primer premio que obtuve cuando tenía 16 años, fue un premio municipal de literatura  en Toluca, mi ciudad natal. Yo creo que nada puede compararse a la alegría que dio sacarse ese premio.
Según su biografía se graduó de la carrera de ingeniería de sistemas computacionales ¿Que lo impulso a dedicarse  a la literatura?
Ya me dedicaba a la literatura antes de comenzar la carrera, la familia de mi madre en México insistió en que hiciera una carrera de ese tipo pues con la idea de que dedicarse a las artes no da para comer que es algo que sostiene mucha gente, pero mientras hice la carrera seguí publicando, tengo un libro publicado de ese periodo y varias cosas más.
Y cuando termine la carrera continué lo que quería hacer desde antes, fue como un poco un agregado a lo que ya estaba haciendo.
¿Considera que a corto plazo los medios virtuales remplazaran los medios escritos para la proliferación de textos literarios?
A corto plazo no, ese es un proceso largo el que estamos viendo y es un proceso cuyo fin todavía no alcanzamos a ver. Cuando se empezó a difundir la imprenta  hace 500 años tuvo que pasar un siglo antes de que apareciera lo que ahora llamamos la primera novela moderna que fue El Quijote. Si la proporción se sigue aplicando va a pasar todavía muchos años antes de que acabemos de ver a donde lleva la adopción de la tecnología digital, no es un proceso instantáneo, tiene muchas  vueltas y complicaciones.
¿Qué dificultades se le presentaron al incursionar en el campo literario?
Muchas, la principal es que efectivamente como decía mi madre no da “exactamente para comer” hay que hacer una serie de actividades adicionales para seguir subsistiendo sobre todo en un país desarrollado como México que tiene tantas carencias como muchas otras regiones de américa latina  desgraciadamente, entonces digamos son esas dificultades  agregadas a la dificultades de empezar la vida independiente que cualquier persona tiene. Incluso aparte  de esos problemas, y los demás que se van dando en la vida de cualquiera: las frustraciones,  y las decepciones. De todas formas, pues algo que he descubierto es que escribir para mi  es una actividad sumamente satisfactoria que vale mucho por sí misma y compensa mucho  de lo que pueda salir mal o lo que pueda ir estropeándose o torciéndose en la vida.
¿Qué tan difícil es que sus publicaciones digitales mantengan el derecho de autor a través de sus canales abiertos?
No es difícil, es imposible. Yo soy de la idea de que si uno publica en red lo hace a sabiendas de que es prácticamente imposible de que sea contenido dentro de esas prescripciones del derecho de autor. Uno publica en red para dar a conocer el trabajo, sobre todo cuando se trata de auto publicación o lo que hace uno en redes sociales como twitter o lo que sea. Yo tengo algunos de mis libros  y mis novelas están disponibles en tiendas en línea en Amazon, I Book o cosas por el estilo esas se manejan de otra forma porque los archivos tienen estas protecciones contra copia que se utilizan con información que se venden comercialmente. Pero lo que se difunde de manera personal, informal yo creo que está más allá de eso y uno debe estar consciente de ello.
¿De dónde nace su inspiración al momento de escribir novelas o cuentos?
De todas partes, todo pude ser fuente de inspiración la dificultad  no está tanto en encontrar  una idea sino en saber qué hacer con ella.
¿Su experiencia como traductor ha tenido alguna influencia sobre sus obras?
Sí, porque me he puesto a pensar de otra manera del propio idioma en el que escribo. Una persona que traduce de pronto puede fijarse en ciertos detalles de la lengua de la que está traduciendo  el inglés o el francés en  mi caso y entonces ve por ejemplo como se forman ciertas palabras o como están compuestas cuando un hablante la propia lengua no lo ve, lo aprende, la dice y ya.  Entonces para mi es importante tratar de aplicar ese proceso al propio español para ver cómo se forman y componen las palabras.
La literatura fantástica ha incursionado con alto reconocimiento en el cine en los últimos anos ¿Ha pensado en irrumpir en este medio?
Me encantaría, no sé si pueda. Algún par de veces he estado involucrado en proyectos audiovisuales para cine y televisión y nunca ha salido nada de ellos. Pero me dicen que la proporción de proyectos audiovisuales  que se logra es muy alto. ósea es muy raro que salga una película de cualquier proyecto que se emprenda. Ahora estoy haciendo otro guion a ver si se filma, ojala.
¿Cuáles son sus temas o situaciones preferidas al momento de escribir?
Eh, yo no me lo planteo así. La verdad es que yo no pienso como que tema voy a tratar ahora sino simplemente viene una idea la pienso y la sigo a ver que pasa. Pero gente  que ha leído mi trabajo dice que tengo como dos temas que son como muy constantes que son la imaginación, la fantasía pero también el poder, la forma como la imaginación se enfrenta con el poder, es decir ese poder el poder político o el poder que se ejerce en una familia o en cualquier tipo de comunidad, tarta de imponerse sobre los individuos y una de las formas de las cuales se puede contratacar o resistir es por medio de la imaginación.
 Además del universo fantástico que rodea sus textos ¿Existe algún otro género en que le gustaría incursionar?
He incursionado en otros géneros, tengo novelas y cuentos como más de realismo sobre la vida contemporánea, sin ningún tipo de imaginación fantástica. Hace anos hacia teatro a lo mejor me gustaría hacer eso algún día. Lo que nunca haría es poesía. Este amigo José Luis árate que mencionaba yo hace rato saco un tweet que es muy bueno “no soy poeta, y tengo los poemas que lo demuestran “y yo también.
¿Qué recomienda o sugiere a los jóvenes interesados en este género para su aprendizaje e incursión en la construcción de mini ficciones?
Pues lo básico, leer mucho de todo no solo mini ficciones. Leer tanto como sea posible, esa es una. Lo segundo escribir con constancia, escribir como aquellos que practican un deporte es decir es diario.
Y tercero tener mucha paciencia porque lo que uno quiere lograr siempre tarda un poco más de lo que uno quisiera. Sobre todo si tiene mucho pasión por esto. Empezar a escribir y que ya las primeras páginas sean el comienzo de una novela genial que vaya a ser y un clásico y que todo el mundo lo vaya a leer. Y la verdad es que por desgracia no es así hay que esforzarse mucho y hay que pelear mucho con los textos para que empiecen a salir ideas, historias  que empiecen a ser satisfactorias. Es un proceso largo pero es un proceso que vale mucho la pena.
¿En su obra literaria existe un personaje o situación con carga biográfica?
Varios, no hay ninguno que sea directamente una copia o una representación de mi pero alguno por allá tiene las manos que yo tengo, otro tiene un episodio de mi biografía, y otro tiene el voz que yo tengo. Un poco estoy partido entre mis personajes.

¿Considera que  a través de la literatura de la imaginación se puede representar una cultura?
Si, por supuesto que sí.  Porque también la imaginación es parte de la cultura: lo que soñamos, lo que nos da miedo, y lo que deseamos.
Existen varios premios que ha obtenido a lo largo de su carrera, ¿Cuál considera que es el más influyente en el ámbito profesional o personal, y ¿Por qué?
En el ámbito profesional yo creo que el más influyente fue el  premio nacional de cuento que dio el instituto de Bellas artes porque me abrió muchas puertas, me permitió dar a conocer más mi trabajo. Y en el ámbito personal fue el primer premio que obtuve cuando tenía 16 años, fue un premio municipal de literatura  en Toluca, mi ciudad natal. Yo creo que nada puede compararse a la alegría que dio sacarse ese premio.
Según su biografía se graduó de la carrera de ingeniería de sistemas computacionales ¿Que lo impulso a dedicarse  a la literatura?
Ya me dedicaba a la literatura antes de comenzar la carrera, la familia de mi madre en México insistió en que hiciera una carrera de ese tipo pues con la idea de que dedicarse a las artes no da para comer que es algo que sostiene mucha gente, pero mientras hice la carrera seguí publicando, tengo un libro publicado de ese periodo y varias cosas más.
Y cuando termine la carrera continué lo que quería hacer desde antes, fue como un poco un agregado a lo que ya estaba haciendo.
¿Considera que a corto plazo los medios virtuales remplazaran los medios escritos para la proliferación de textos literarios?
A corto plazo no, ese es un proceso largo el que estamos viendo y es un proceso cuyo fin todavía no alcanzamos a ver. Cuando se empezó a difundir la imprenta  hace 500 años tuvo que pasar un siglo antes de que apareciera lo que ahora llamamos la primera novela moderna que fue El Quijote. Si la proporción se sigue aplicando va a pasar todavía muchos años antes de que acabemos de ver a donde lleva la adopción de la tecnología digital, no es un proceso instantáneo, tiene muchas  vueltas y complicaciones.
¿Qué dificultades se le presentaron al incursionar en el campo literario?
Muchas, la principal es que efectivamente como decía mi madre no da “exactamente para comer” hay que hacer una serie de actividades adicionales para seguir subsistiendo sobre todo en un país desarrollado como México que tiene tantas carencias como muchas otras regiones de américa latina  desgraciadamente, entonces digamos son esas dificultades  agregadas a la dificultades de empezar la vida independiente que cualquier persona tiene. Incluso aparte  de esos problemas, y los demás que se van dando en la vida de cualquiera: las frustraciones,  y las decepciones. De todas formas, pues algo que he descubierto es que escribir para mi  es una actividad sumamente satisfactoria que vale mucho por sí misma y compensa mucho  de lo que pueda salir mal o lo que pueda ir estropeándose o torciéndose en la vida.

¿Qué tan difícil es que sus publicaciones digitales mantengan el derecho de autor a través de sus canales abiertos?
No es difícil, es imposible. Yo soy de la idea de que si uno publica en red lo hace a sabiendas de que es prácticamente imposible de que sea contenido dentro de esas prescripciones del derecho de autor. Uno publica en red para dar a conocer el trabajo, sobre todo cuando se trata de auto publicación o lo que hace uno en redes sociales como twitter o lo que sea. Yo tengo algunos de mis libros  y mis novelas están disponibles en tiendas en línea en Amazon, I Book o cosas por el estilo esas se manejan de otra forma porque los archivos tienen estas protecciones contra copia que se utilizan con información que se venden comercialmente. Pero lo que se difunde de manera personal, informal yo creo que está más allá de eso y uno debe estar consciente de ello.
¿De dónde nace su inspiración al momento de escribir novelas o cuentos?
De todas partes, todo pude ser fuente de inspiración la dificultad  no está tanto en encontrar  una idea sino en saber qué hacer con ella.
¿Su experiencia como traductor ha tenido alguna influencia sobre sus obras?
Sí, porque me he puesto a pensar de otra manera del propio idioma en el que escribo. Una persona que traduce de pronto puede fijarse en ciertos detalles de la lengua de la que está traduciendo  el inglés o el francés en  mi caso y entonces ve por ejemplo como se forman ciertas palabras o como están compuestas cuando un hablante la propia lengua no lo ve, lo aprende, la dice y ya.  Entonces para mi es importante tratar de aplicar ese proceso al propio español para ver cómo se forman y componen las palabras.
La literatura fantástica ha incursionado con alto reconocimiento en el cine en los últimos anos ¿Ha pensado en irrumpir en este medio?
Me encantaría, no sé si pueda. Algún par de veces he estado involucrado en proyectos audiovisuales para cine y televisión y nunca ha salido nada de ellos. Pero me dicen que la proporción de proyectos audiovisuales  que se logra es muy alto. ósea es muy raro que salga una película de cualquier proyecto que se emprenda. Ahora estoy haciendo otro guion a ver si se filma, ojala.
¿Cuáles son sus temas o situaciones preferidas al momento de escribir?
Eh, yo no me lo planteo así. La verdad es que yo no pienso como que tema voy a tratar ahora sino simplemente viene una idea la pienso y la sigo a ver que pasa. Pero gente  que ha leído mi trabajo dice que tengo como dos temas que son como muy constantes que son la imaginación, la fantasía pero también el poder, la forma como la imaginación se enfrenta con el poder, es decir ese poder el poder político o el poder que se ejerce en una familia o en cualquier tipo de comunidad, tarta de imponerse sobre los individuos y una de las formas de las cuales se puede contratacar o resistir es por medio de la imaginación.
Además del universo fantástico que rodea sus textos ¿Existe algún otro género en que le gustaría incursionar?
He incursionado en otros géneros, tengo novelas y cuentos como más de realismo sobre la vida contemporánea, sin ningún tipo de imaginación fantástica. Hace anos hacia teatro a lo mejor me gustaría hacer eso algún día. Lo que nunca haría es poesía. Este amigo José Luis árate que mencionaba yo hace rato saco un tweet que es muy bueno “no soy poeta, y tengo los poemas que lo demuestran “y yo también.
¿Qué recomienda o sugiere a los jóvenes interesados en este género para su aprendizaje e incursión en la construcción de mini ficciones?
Pues lo básico, leer mucho de todo no solo mini ficciones. Leer tanto como sea posible, esa es una. Lo segundo escribir con constancia, escribir como aquellos que practican un deporte es decir es diario.
Y tercero tener mucha paciencia porque lo que uno quiere lograr siempre tarda un poco más de lo que uno quisiera. Sobre todo si tiene mucho pasión por esto. Empezar a escribir y que ya las primeras páginas sean el comienzo de una novela genial que vaya a ser y un clásico y que todo el mundo lo vaya a leer. Y la verdad es que por desgracia no es así hay que esforzarse mucho y hay que pelear mucho con los textos para que empiecen a salir ideas, historias  que empiecen a ser satisfactorias. Es un proceso largo pero es un proceso que vale mucho la pena.
¿En su obra literaria existe un personaje o situación con carga biográfica?
Varios, no hay ninguno que sea directamente una copia o una representación de mi pero alguno por allá tiene las manos que yo tengo, otro tiene un episodio de mi biografía, y otro tiene el voz que yo tengo. Un poco estoy partido entre mis personajes.