viernes, 31 de mayo de 2013

Tranquilita, solo es una pastilla



Imagen: http://goo.gl/XuXgT
Hasta hace poco, pensaba que los abortos eran algo contemporáneo, hasta que leí que en la antigua Grecia (Atenas siglo V a.C.) ya se practicaban los mismos. Un aborto es un ABORTO, en cualquier tiempo y lugar, es un asesinato. Por medio de este delito, se está arrebatando a un ser aún no nacido la oportunidad que a nosotros se nos fue dada: vivir.
                                                                                                                                     
El índice de embarazos no deseados a nivel mundial ha aumentado considerablemente en los últimos años  y  nosotros, los ecuatorianos, ocupamos nada más ni nada menos, que el segundo lugar en Latinoamérica en esa escala. Tal vez la respuesta a esto no sea legalizar la pastilla del día después. ¿Qué clase de mensaje le estamos dando a mi generación, a nuestra juventud? Acaso es: Sigan divirtiéndose como conejitos, y luego si cometen un error, no hay problema. Tómatela y ya está, “problema resuelto”.

Es increíble que algo tan pequeño pueda ser tan poderoso. Una píldora, manejada como un juguete o un caramelo, porque eso es lo que están haciendo los gobiernos de muchos países: regalarlas como en matiné. Ese no es el ejemplo que yo quiero para mis hijos, ni para los hijos de mis amigos. 


Raúl Soria Delgado
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.