martes, 1 de julio de 2014

Pasos para “mejorar” tú vida



Fuera fácil si existiera una guía de supervivencia que nos sirviera para lo largo de la vida, una que nos dijera que hacer en lo personal, en el trabajo diario, en nuestras relaciones amistosas, ¿Cuántas veces  hemos necesitado de una?
Mejor pensemos en quienes somos y  en quienes nos podemos convertir en nuestra vida, pero nunca pensemos en que “ya somos”, eso nunca.

El secreto recae en nuestra forma de describir las redes del mundo que nos unen a él; un pensamiento puede cambiar nuestra realidad. Siempre tener en cuenta nuestra efectividad, competitividad e individualismo para triunfar en cada obstáculo que podría afectar nuestros intereses personales. ¡Fíjate una meta!, cúmplela, pero no pierdas tiempo disfrutando; fíjate otra más difícil y sigue avanzando en la efectividad. Siempre recuerda: ojo por ojo y diente por diente”, no querrás dejar que alguien vaya por delante de ti o te robe las oportunidades, se competitivo, la vida es solo una para dejar que otro tome ventaja de ti. Y nunca olvides que eres uno solo contra el mundo, ¿Luchar por una causa?, nadie lo ha hecho antes por ti.

Ya estas cerca de ser una persona de éxito, ¡Falta poco!
Sebastián Echeverría III Bachillerato

miércoles, 5 de febrero de 2014

El origen del descontrol



Entre los adolescentes ecuatorianos existe una creciente cultura exhibicionista. Diariamente nos exponemos a noticias donde jóvenes son los protagonistas de actos de exhibición en redes sociales (youtube, facebook, twitter, etc ) realizando actos considerados inapropiados. Es posible que el epicentro del surgimiento de adolescentes  “llamativos” socializadores es la exposición al erotismo y la facilidad comunicativa.

Se han presentado varios casos de jóvenes que han decidido regalar su intimidad y despreciar su dignidad, publicándose entre ellos en las redes sociales. El baile del Aguirre Abad, el ‘perreo’ de las chicas del 28 de mayo con los varones del Vicente Rocafuerte, su similar, el de la metrovía protagonizado por los mismos actores, etc. De estos comportamientos ingenuos interesa, el por qué de estos sucesos, y el por qué de socializarlos. Andrea Crespo, directora de comunicación del Cepam[1], asevera "Exponemos a los jóvenes a mensajes mediáticos que utilizan el sexo como una manera de ofertar productos y luego nos escandalizamos cuando esos mensajes se transforman en acciones[2]". A nuestra óptica es no solo los mensajes mediáticos, más bien todo el torrente informático -ensuciado de pornografía a millares- lo que induce al erotismo. 

La grotesca simplicidad para comunicarnos, y más que nada, su uso malsano; diluye a su mínima expresión la ya primitiva noción de privacidad. Carlos Tutivén, sociólogo y docente de la Universidad Casa Grande, comenta con sobrada razón “Exhibimos nuestros pensamientos más banales porque esta sociedad, la sociedad del espectáculo, no tolera los puntos ciegos en la vida íntima
[3]”. 
Por ende, identificando a la exposición a la sensualidad e ilimitada sociabilización como cuna de la desmesura juvenil, el epicentro surge en la misma sociedad y medios que rechazan las acciones adolescentes que promulgan en la cotidianidad.




[1] Cepam: Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer


[2]Laverdad.com.ec http://www.laverdad.com.ec/index.php/the-news/actualidad/5433-la-exposicion-a-lo-erotico-y-las-redes-inciden-en-jovenes



[3] Laverda.com.ec http://www.laverdad.com.ec/index.php/the-news/actualidad/5433-la-exposicion-a-lo-erotico-y-las-redes-inciden-en-jovenes

Christian Durán